lunes, 27 de mayo de 2013

Y POR ESO ROMPIMOS

Cuando no puede dormir, Min se sube al tejado de su casa y enciende cerillas en la oscuridad. Cada pequeño estallido de luz es un recuerdo que se incendia, que alumbra por un momento las mejores secuencias de su día: sus besos en la boca, riendo como locos, corriendo por los jardines de la mano, felices y descontrolados, sintiendo su vida, la de los dos, inflamarse y expandirse hasta el infinito. Con cada cerilla intenta recuperar ese momento concreto, esa sensación nueva, iluminar el sentimiento en medio de la noche para que no se pierda, para volver a vivirlo e intentar comprenderlo y grabarlo en su interior hasta quemarse los dedos y la memoria.

En el tejado de su casa, Min enciende cerillas para repasar las secuencias de su día, las tomas de la película en la que vive y que nunca deja de proyectarse en su cabeza. Porque la película de su vida es compleja, es extraña, es casi extravagante y quiere vivirla como se la imagina, quiere creer que su vida son secuencias que bullen en su cabeza esperando su momento para florecer.
"Y por eso rompimos" es la historia de un amor maravilloso, el gran amor de los dieciséis años, ese en el que todas las cosas suceden por primera vez y el mundo empieza de nuevo cada mañana, virgen y ansioso y ciegamente esperanzado. Y por supuesto, como el título indica, también es la historia de un gran desengaño, de la inmensa humillación que supone quitarse la venda violentamente y constatar que el mundo de repente ha envejecido, que ese chico es en realidad como parecía ser y no como ella deseaba con toda su alma que fuera.

"Y por eso rompimos" es la larga carta que Min le escribe a Ed para despedirse; decide hacer de su dolor algo "hermosamente memorable" y contarle su versión de la historia a través de todos los pequeños objetos que les pertenecieron: una entrada de cine, pétalos de rosas, un libro de recetas, objetos que meterá en una caja y dejará en la puerta de la casa de él para deshacerse del dolor y empezar de nuevo. Una carta, una historia, impregnada de resignación pero también de alegría y de fuerza y de la rabia necesaria para poner su mundo de nuevo en su sitio.
Es un libro especial, distinto al resto, por las bonitas ilustraciones de los objetos que encabezan cada capítulo y que jalonan la carta, y sobre todo por la historia en sí, la historia de un primer amor que explota como una revelación, sin los filtros de la experiencia, directo a la fragilidad del sentimiento puro.

domingo, 26 de mayo de 2013

UN CUARTO PROPIO

Siempre me ha parecido más interesante el personaje de Virginia Woolf que sus escritos y quizá eso me ha impedido acercarme a su obra con la suficiente apertura mental para disfrutarlos. Hoy he retomado una especial edición que Lumen ha tenido el acierto de publicar, no solo de este título, sino de toda la obra de Virginia. Es un verdadero placer disfrutar de un libro no solo por su contenido sino también por la bella encuadernación, un papel precioso y unas ilustraciones que acogen amorosamente el texto de Un cuarto propio.
Icono de la literatura femenina del siglo XX, es un elegante ensayo cuyos temas siguen hoy vigentes a pesar de haber transcurrido casi un siglo desde 1929, fecha en que se publicó por primera vez. No existe acción como tal, sino una descripción de situaciones, expresión de todo lo que su imaginación elabora, contemplando las escenas de la vida cotidiana de Londres, valorando las diferencias sociales, domésticas, económicas, en las que se desenvuelven las mujeres para explicar el contenido de una conferencia que se comprometió a dar sobre las mujeres y la novela.
El breve prólogo de Kirmen Uribe añade valor a esta nueva edición que recomiendo leer saboreando despacio un texto que es auténtica literatura.

viernes, 24 de mayo de 2013

NUBES DE KETCHUP

“Nubes de Kétchup” es la segunda y esperada novela de Annabel Pitcher, que se estrenó en el  mundo de la literatura con “Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea” con un gran éxito de crítica. Habiéndonos quedado con tan buen sabor de boca con el primer libro, no podíamos dejar de leer este segundo.

En este caso, la protagonista es Zoe, una chica de 15 años que oculta un grave secreto por el que siente una culpabilidad incontrolable. Es por eso que busca una vía de escape y comienza una correspondencia con un preso condenado a muerte en la que va relatando la historia más importante de su vida, la que le dejó esa huella imborrable y ese sentimiento de ansiedad permanente. El presente lleno de culpabilidad se va alternando con la rememoración de ese pasado inocente.
Si en “Mi hermana vive…” el protagonista era un niño y sin embargo su lectura estaba recomendada tanto para adultos como para jóvenes, el hecho de que esta vez la protagonista sea una adolescente hace posible que los jóvenes lectores lo abanderen como suyo.  Sin embargo los adultos pueden sacar muchos aportes de la lectura, pues la autora sabe manejar con destreza los pensamientos aún con un toque infantil propios de la adolescencia y mezclarlos con la lucidez de quien ha sufrido un capítulo traumático en su vida. El sentimiento de culpa, el miedo a defraudar, la dicotomía entre dos amores, los secretos familiares y la pérdida de la inocencia ante el advenimiento abrupto de la muerte son temas extrapolables a todas las edades.

Y es que lo que confirma esta segunda obra es que la autora sabe llevarnos al centro de la psicología de sus protagonistas (tengan la edad que tengan) con muy buen resultado: es fácil sentir empatía con los problemas y sensaciones de sus personajes porque las  inquietudes que los gobiernan son totalmente creíbles. Y cuando los hechos se precipitan uno tras otro, de repente el libro se acaba con un final muy bien cerrado, de esos que te dejan buena sensación. Y esas buenas sensaciones que transmite el libro no son precisamente fruto del tema tratado, ya que la dureza de la muerte y la forma de afrontarla es un tema constante en la autora, quien según entrevistas afirma haberse liberado con la escritura de esta novela, pues muchas de las cosas que le suceden a la protagonista a ella también le sucedieron en su adolescencia.

jueves, 23 de mayo de 2013

EL SR. PENUMBRA Y SU LIBRERÍA 24 HORAS ABIERTA

No sé si será casualidad o no, pero últimamente no paro de toparme con novelas sobre librerías y libreros:
- históricas (TIEMPO DE CENIZAS, ambientada en Roma en la época de los Borgia)
- divertidas-bucólicas (LA LIBRERÍA AMBULANTE, recorriendo los caminos rurales de la América de los años 20)
- divertidas-detectivescas (LA LIBRERÍA ENCANTADA, tras la pista de una extraña conspiración en Manhattan, continuación de la anterior)
y un montón más que aún no he leído.
Es como si los escritores se hubieran asustado con el tema de la crisis y trataran de camelarnos convirtiéndonos en héroes para que recomendemos más los libros en los que somos protagonistas. Y como en todos los géneros, hay libros buenos y otros malos, y sobre todo, libros más creíbles que otros.
El libro que acabo de leer es, con diferencia, el que más me ha sorprendido de todos. Para empezar, el librero se llama Sr. Penumbra, es venerable, tiene los ojos más azules y la sonrisa más bonita del mundo, su librería es muy estrecha y muy muy alta ("imaginaos la forma y el volumen de una librería normal vuelta sobre un costado") y contiene mundos misteriosos ("tuve la sensación de encontrarme en el lindero de un bosque, pero no de un amable bosque californiano, sino de uno viejo de Transilvania, repleto de lobos y brujas y bandidos con puñales, agazapados donde la luz de luna ya no alcanza").
Pero lo más increíble es el protagonista, un programador informático, un veinteañero friki de la literatura fantástica y las nuevas tecnologías que, aunque hace años que sus manos no tocan un libro de papel, acaba siendo contratado para el turno de noche de la librería siempre abierta del Sr. Penumbra.
Y en las interminables estanterías que suben y suben hacia la oscuridad del techo encuentra una sección de libros extraños escritos en clave que esconden un misterio sólo apto para ser desvelado a los iniciados de la secta centenaria Festina Lente.
Libros antiguos, mensajes cifrados, lectores excéntricos en busca de la vida eterna y unos chicos californianos con toda la tecnología del siglo XXI (y la del XXII, que ya bulle en sus cabezas), dispuestos a ayudar a Penumbra a desvelar el misterio, corriendo desenfrenadamente por la frontera entre la fantasía más delirante y la realidad más inimaginable.
Una mezcla inteligente y sin complejos del mundo literario y de la era digital, un libro genial, en todos los sentidos, con una carcajada esperando detrás de cada página, irreverente y lleno de chispa, al leerlo uno siente espontáneamente una simpatía irresistible por todos los seres raros y extravagantes que pueblan el mundo.

martes, 21 de mayo de 2013

Cita del día: ALGÚN DÍA ESCRIBIRÉ SOBRE ÁFRICA

"Hace unos momentos, el sol era un rayo solitario de luz blanca. Ahora se ha escondido detrás de los árboles y todo el jardín está iluminado por mil soles minúsculos que se asoman por los huecos, todos redondos y todos lanzando miles de rayos. Los rayos atraviesan las hojas y las ramas y se astillan en miles de soles aún más pequeños y perfectos.
Yo río cuando Ciru ríe y me encuentro a mí mismo dentro de su risa, cayendo con ella, abrazados. Siento su risa cuando se está formando, incluso antes de ser risa, y también se forma en mí."

domingo, 19 de mayo de 2013

Cita del día: AROMAS

Alinear nombres, oler sus sílabas, es escribir el gran poema del mundo y de sus profundos deseos. (...) Cada letra tiene un aroma, cada verbo una fragancia. Cada palabra trae al recuerdo un lugar y sus olores. Y el texto que tejemos poco a poco, al azar duplicado del alfabeto y la memoria, se convierte en el maravilloso y perfumado río, mil veces ramificado, de nuestra vida soñada, de nuestra vida vivida, de nuestra vida por vivir, que nos lleva y al mismo tiempo nos revela.
"Déjame aspirar largo, largo rato, el olor de tus cabellos, hundir en ellos el rostro, como un hombre sediento en el agua de una fuente, y agitarlos con la mano cual pañuelo perfumado, para esparcir recuerdos en el aire." (Charles Baudelaire)

lunes, 13 de mayo de 2013

LA DECISIÓN DE SOPHIE

Stingo es un chico sureño que se instala en Nueva York soñando con convertirse en un gran escritor. Tímido, humilde, por el día se adentra en la gran ciudad con los ojos abiertos por un asombro genuino, y por las noches busca las palabras de su gran historia en medio del golpeteo furioso de su máquina de escribir.
Nathan es un chico judío con una personalidad arrolladora: brillante, encantador, visionario, es un verdadero virtuoso de la vida. Sin embargo, la pasión que le gobierna va poco a poco devastando su equilibrio emocional y los millones de judíos asesinados en la reciente guerra habitan su mente llenando sus noches de pesadillas.
Sophie es una chica polaca recién llegada de la guerra: bella, pálida y frágil, parece venir de un mundo muy lejano y terrible, un mundo de atrocidades secretas que es mejor esconder y tratar de olvidar. En Brooklyn aprende poco a poco a vivir de nuevo, y gracias al amor de Nathan y a la amistad de Stingo, la vida y la esperanza vuelven a nacer en ella, aunque también los recuerdos de un pasado que no cesa de atormentarla.
A través de los vínculos que se van tejiendo entre estos tres personajes, William Styron recrea un mundo complejo y fascinante de relaciones humanas: esperanza, redención y amor intoxicados por un exceso de recuerdos.
Una novela arrolladora y maravillosa, escrita en 1980, que es ya un clásico de la literatura universal y cuya adaptación al cine dos años después brindó a Meryl Streep uno de los mejores papeles de su carrera.


sábado, 11 de mayo de 2013

EL MADRID QUE SE NOS ESCAPA

Se dice que la diferencia entre un turista y un viajero es que el primero llega de forma ya programada a los lugares de obligada visita, y que el segundo va por libre o en solitario y descubre accidentalmente lugares a los que el turista nunca llegaría.

A ese tipo de paseantes casuales es a quien dedicamos esta estrada. Las guías aquí mencionadas no sólo son para el viajero, sino para los propios habitantes de la ciudad, para que exploren los rincones de, en esta ocasión, Madrid.
Y es que como habitantes de la capital española, uno repara en que le faltan por descubrir un montón de anécdotas escondidas en las calles. Pues bien, esas singularidades las encontramos en estas tres guías con tres estilos visualmente distintos para que cada uno elija la que le vaya mejor: 
"Madrid insólita y secreta" es un nuevo concepto de guía que, como enarbola su

editorial, está “escrita por los habitantes”. En ella, abramos por donde abramos, encontramos una foto a toda página y a continuación la descripción de la curiosidad/lugar que se nos había escapado estando tan cerca. Es una forma muy visual de ir descubriendo por ejemplo que en Carabanchel existe un cementerio inglés cuyo suelo está bajo jurisdicción británica al igual que las embajadas, o de enterarnos de la espeluznante historia que esconde el letrero de la calle de la cabeza situada en el barrio de Lavapiés.   
"Madrid oculto" y "Madrid oculto 2" nos muestran de un forma más literaria datos que quizás habíamos olvidado como por ejemplo que durante la Inquisición se quemaban personas vivas en la Plaza Mayor (en cuyo emplazamiento había antes una laguna), la historia del otro ángel caído (no sólo existe el de El Retiro) en la calle Milaneses, o la de la casa del ratoncito Pérez en la calle Arenal 8


Una evolución del primero es "Madrid oculto ilustrado", con una maquetación mucho más atractiva para descubrir a golpe de vista, y "Madrid oculto para niños" que es una adaptación para los más pequeños con consejos para padres (qué hacer para que tu hijo no se aburra en un museo), mapas, juegos (como el de encontrar el capitel con forma de león en la Cripta de La Almudena) o cosas prácticas (como el restaurante en el que cuidan de tus hijos mientras comes). Para el que se quede con las ganas de poner en práctica estas rutas, puede hacerlo de forma programada cada sábado con uno de los autores del libro.  
Y ya por último, esta vez en forma de virtuosas y detallistas ilustraciones, tenemos "Madrid: guía visual de arquitectura". En ella visualizamos de forma concisa y a la vez meticulosa, el devenir arquitectónico de la ciudad, con croquis de los distintos trazados de la ciudad que se ampliaban con el paso de los siglos, con planos en planta, cortes transversales de los edificios más emblemáticos y con claras explicaciones. La guía, que divide la arquitectura en épocas históricas y estilos artísticos, no se olvida de nada y muestra desde los primeros asentamientos del siglo IV a.C. como el Cerro de La Gavia (que sería la actual Vallecas), hasta los contemporáneos Faro de la Moncloa, Torres Kio, Terminal T4 del Aeropuerto, Caja Mágica o las Cuatro Torres Business Área.

jueves, 9 de mayo de 2013

ABRAZOS

"Mi querido amigo,
¿cuánto hace que no abrazas a nadie?

¿Recuerdas cuánto tiempo ha pasado?
¿Siete días?
¿Cuatro semanas?
¿Seis meses?
¿Un año y medio?"




Érase una vez un león pelirrojo que sabía leer, un niño que le echaba de menos y un libro que cayó del cielo para tratar de devolverles todos sus abrazos perdidos. ¿Alguna vez imaginaste el abrazo de un oso panda? ¿Y el de un cocodrilo? ¿Y el de un pulpo? ¿Un delfín, un puercoespín, un elefante?
Abrazos perezosos, furtivos, saltarines, bailarines, violentos, soñadores, abrazos de todos y para todos, porque "todos los abrazos nos deslumbran con emocionantes secretos".

martes, 7 de mayo de 2013

LA VIDA CUANDO ERA NUESTRA

La nueva novela de Marian Izaguirre nos invita a dar un precioso paseo por los ambientes burgueses franceses e ingleses de principios del siglo XX de la mano de Rose, un personaje entrañable, producto de la hipocresía que tan arraigada estaba en la moral de la época. Con un punto de intriga, referencias literarias y un salto en el tiempo que nos lleva al Madrid de la posguerra, dos maravillosos personajes, Matías, un librero vocacional, antiguo editor represaliado y su mujer Lola, nos hacen revivir esa dura etapa, en una representación de la sociedad maltrecha, llena de prejuicios que tanto dolor ocasionó.

El amor de Matías y Lola trasciende toda la narración que se lee con gran placer y cuando se va acabando se ralentiza para no separarse tan pronto de unos personajes que durante unas horas consiguen incorporarse a tu vida, enriqueciéndola. Un mérito de la buena literatura.